Audiencia Pública

Te hablamos, te escuchamos

Evolución del pensamiento económico

pensamiento economico

Los orígenes de la Economía como ciencia se pueden rastrear hasta la antigua Grecia. Fueron los pensadores griegos quienes plantearon la diferencia entre economía y crematística, que era como se llamaba el estudio del comercio y la actividad de negociar. El pensamiento económico antiguo tiene sus principales exponentes en Platón, Homero, Pitágoras, Aristóteles y Jenofonte.

En el medioevo el pensamiento económico estuvo profundamente marcado por los sabios escolásticos, como Santo Tomás de Aquino. Pero los principales aportes provinieron de Ibn Jaldún. Este sabio puso sobre la mesa nuevos conceptos sobre el trabajo, el valor, el costo, los precios, la demanda, la riqueza, las tarifas de impuestos, el gobierno como sujeto económico. Todo esto quedó plasmado en su obra el Muqaddima.

 

El pensamiento económico moderno

En los albores de la edad moderna destacaron dos escuelas de pensamiento económico: el Mercantilismo y la Fisiocracia. La ciencia económica dio un giro con la publicación de Essai sur la nature du commerce en général en 1755. Su autor fue Richard Cantillon, considerado por muchos como el padre de la economía moderna.

A partir de las ideas de Cantillon se nutrieron los exponentes de la economía clásica, como Adam Smith, Thomas Malthus, David Ricardo y William Petty. El período clásico transcurrió hasta mediados del siglo XIX.

El siguiente paso fue de la mano de Karl Marx y Friedrich Engels. La economía marxista fue una revolución a partir de la crítica de los valores establecidos por el capitalismo, haciendo énfasis en la lucha de clases y el papel protagonista del proletariado.

De Marx pasamos a la economía neoclásica, una ruptura con todo lo planteado hasta el momento. Sus exponentes más importantes están en las escuelas inglesa, austríaca y francesa. Esta etapa fue seguida por el keynesianismo y sus variantes, enfocados en la macro economía.

El pensamiento económico reciente gira en torno al neoliberalismo, principalmente. Es importante que la dirección financiera de una empresa conozca el desarrollo del concepto con el fin de adelantarse a tendencias o comprenderlas mejor en caso de no haber sido capaz de ello.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *